Cinturón de Seguridad

Un cinturón de seguridad o un cinto es un arnés diseñado para sujetar y mantener en su asiento a un ocupante de un vehículo si ocurre un accidente. Estos cinturones comenzaron a utilizarse en aeronaves en la década de 1930 y, tras años de polémica, su uso en automóviles es actualmente obligatorio en muchos países. El cinturón de seguridad está considerado como el sistema de seguridad pasiva más efectivo jamás inventado, incluida la bolsa de aire, la carrocería deformable o cualquier adelanto técnico de hoy en día.

El objetivo de los cinturones de seguridad es minimizar las heridas en una colisión y otros accidentes, impidiendo que el pasajero se golpee con los elementos duros del interior o contra las personas en la fila de asientos anterior o que sea arrojado fuera del vehículo. En los aviones se usa para evitar que el pasajero salga expedido del asiento en el momento del despegue y aterrizaje, si bien en los vuelos domésticos suele permanecer abrochado durante todo el trayecto.


Actualmente los cinturones de seguridad poseen tensores que aseguran el cuerpo en el momento del impacto mediante un resorte o una explosión (tensor pirotécnico). El cinturón se debe colocar lo más pegado posible al cuerpo, plano y sin nudos o dobleces. Los pilotos de competición llevan los arneses bastante apretados, pero no se considera necesario en un coche de calle.

El cinturón de las caderas debe estar situado por delante de las crestas ilíacas, los huesos que sobresalen en las caderas. Esto es para que sujete al cuerpo contra un hueso duro y no contra el abdomen blando. En el caso de las mujeres embarazadas, se vende


un accesorio para asegurarse que el cinturón queda debajo del abdomen. Se engancha entre las piernas a la banda de la cintura y por debajo del asiento.

Historia


El primer registro de utilización de cinturones de seguridad en un automóvil data de fines de


la década de 1940, cuando en 1948 el industrial estadounidense Preston Tucker intentó revolucionar el sistema de seguridad del automóvil (y en sí todo el estándar de producción vehículos), al presentar el cinturón de seguridad como una opción para solucionar las muertes por accidentes viales ocurridas por la falta de este elemento. Esta innovación fue presentada en el único modelo que llegara a producir, el Tucker Torpedo. Para ello, Tucker se basó en el sistema de seguridad de los aviones de combate de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de haber logrado su cometido de producir un pequeño stock de 50 unidades de su coche, una serie de trabas impuestas por organismos que regulaban la industria norteamericana del automóvil hicieron cerrar su fábrica y con ello, la idea de producción en masa de este coche. A pesar de ello, Tucker había logrado su cometido de insertar la temática de la seguridad de los ocupantes, a la hora de desarrollar y fabricar un automóvil. Además de los cinturones de seguridad, el Tucker '48 presentaba elementos de seguridad considerados de avanzada para su época, como ser el uso de vidrios laminados y defensas acolchonadas en el salpicadero.​

La idea de Tucker fue reciclada en 1956, cuando Ford presentó al cinturón de seguridad como opción de equipamiento, dentro del paquete de seguridad SafeGuard. Robert McNamara fue el directivo de Ford que impulsó el montaje de los cinturones, así como otras medidas de seguridad tales como los salpicaderos acolchados. Un relato de estos hechos se recoge en el documental The Fog of War.

El primer cinturón de seguridad montado de serie como equipamiento estándar en vehículos de producción masiva se montó en el Volvo Amazon de 1959. Este vehículo ya montaba un cinturón de tres puntos.

Fue el ingeniero de Volvo Nils Bohlin quien inventó y patentó el cinturón de tres puntos, que se convertiría en la norma prácticamente universal para automóviles de calle. Volvo liberó la patente, para que todos los demás fabricantes pudiesen copiar el diseño.

Otras mejoras posteriores:

  • Introducción del carrete inercial, que permite desenrollar el cinturón en el caso de movimientos lentos, pero lo bloquea en el caso de movimientos bruscos.

  • Introducción de los pretensores pirotécnicos, que ajustan el cinturón en caso de colisión mediante la energía liberada por una pequeña carga explosiva. También ha habido pretensores mecánicos (sistema Procon-ten).

10 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

CONTÁCTANOS

Cel: 0995 308 456 - 0994033774

(Telf: (02)  2813-132

EMAIL

HORARIO DE ATENCIÓN

Lun - Vie: 8am - 18pm

Sábado: 9am - 14pm

EXPERIENCIA Y SERVICIO

7 Años sirviendo a nuestros clientes con altos estándares de calidad.

NUESTROS SERVICIOS

- Mecánica Preventiva / Correctiva.

- Enderezada y Pintura.

- Detailing Automotriz.

VISÍTANOS

Los Pinos E10-29, y Jazmines

Sector Solca - Frente al Santa Maria

Quito - Ecuador

  • Facebook
  • Instagram

© 2020 by CHECK & CLEAN